🥇 TOP 3 » Los MEJORES chupetes del 2019

El chupete es un producto infantil que a lo largo del tiempo ha sido motivo de grandes controversias. Algunos aseguran que su uso no es beneficioso para los pequeños mientras que otros tienen una versión totalmente distinta.

La verdad es que tiene sus ventajas y desventajas. Todo va a depender, en buena parte, de cómo se utilice y en qué etapa de la vida del bebé se use.

Los chupetes son objetos diseñados especialmente para que los niños los succionen y están formados por cuatro partes: anilla, escudo, tetina y anclaje (de la tetina al escudo).

De acuerdo a la forma de la tetina, los chupetes pueden clasificarse dos categorías: anatómicos y fisiológicos. Los chupetes anatómicos son aquellos cuya tetina simula la forma del pecho de la madre y es como una gota aplastada. Los chupetes fisiológicos son más redondos y simétricos, ejerciendo una presión mínima en el paladar.

Están hechos de diferentes materiales principalmente de látex o silicona.

Aunque parezca un poco extraño, los chupetes vienen por tallas, es decir, de acuerdo a su tamaño se recomiendan para una  determinada edad.

Cuidar la higiene de los chupetes es un aspecto fundamental. Se recomienda hervirlo durante 5 minutos para eliminar los gérmenes y cambiarlos cada dos meses.

Beneficios de utilizar chupetes

Cómo ya hemos mencionado, darle a los pequeños chupetes tiene sus ventajas y desventajas. Comencemos por las ventajas.

El primer beneficio que es bien conocido por los padres es que calman al bebé, ayudando a que se sientan más relajados por el hecho de poder succionar algo, reacción natural de los pequeños.

Son buenos aliados cuando se requiere entretener al bebé en un momento dado como por ejemplo durante la visita al pediatra o cuando tiene que vacunarse.

Algunos bebés, cuando tienen sueño se sienten un poco intranquilos y les cuesta conciliar el sueño. Los chupetes pueden ayudar en este momento, relajándolos y contribuyendo a que puedan dormir mejor.

En caso que haya que viajar en avión con el pequeño, los chupetes ayudan a aliviar los cambios de presión del aire.

Desventajas de utilizar chupetes

Hemos visto la parte buena de los chupetes, pero es necesario que los padres también conozcan y tomen en cuenta los contras de estos productos.

El uso precoz del chupete puede interferir con la lactancia materna, ya que el pequeño es capaz de notar la diferencia que existe entre los productos artificiales y el pecho de la madre, pudiendo ocasionar que en algún momento rechace este último por preferir las tetinas artificiales.

Los chupetes pueden crear cierto tipo de adicción en los pequeños, llegando a depender de ellos para dormir o calmarse.

Por otra parte, el uso de chupete puede incrementar el riesgo de infecciones en el oído medio especialmente a partir de los seis meses, cuando el interés de los pequeños por él es mayor.

El uso prolongado del chupete puede conllevar problemas dentales.

Recomendaciones para el uso de chupetes

El momento de darle el primer chupete al bebé es cuando la lactancia esté consolidada y se haya establecido una rutina regular para ella. Se recomienda hacerlo como mínimo después de los dos meses de nacido.

No debe utilizarse el chupete como la opción inmediata para calmar al bebé. En ocasiones la intranquilidad del pequeño puede controlarse con un cambio de posición o cargarlo. Los chupetes no deben ser utilizados todo el día.

Si el bebé no quiere el chupete, no hay que insistir.

Es importante fijarse que no contenga piezas que puedan desprenderse y estar atentos si se ha deteriorado para cambiarlo y evitar cualquier tipo de riesgo.

Los MEJORES chupetes del 2019

Hoy en día existe todo tipo de chupetes, de diferentes formas, colores y funcionalidades. Si bien es cierto que todas estas innovaciones causan buena impresión, antes de elegir uno hay que tomar en cuenta principalmente la seguridad del bebé, y asegurarse que sea un producto con el mínimo de riesgo para él.

Veamos algunas de las mejores opciones de este año.

Chupete con forma de pecho Tommee Tippee

Tommee Tippee - Chupete con forma de pecho
  • Diseño anatómico natural; se estira y flexiona para imitar al pezón y calmar al bebé de forma natural

Una de las reacciones naturales de los bebés cuando se siente incomodos es buscar el pecho de la madre para calmarse. Algunas veces mamá está cerca y puede sentarse con el pequeño, pero en otras ocasiones esto no es posible.

En estos casos el chupete de Tomme Tipee es un excelente aliado ya que está diseñado para simular la forma del pecho de la madre, para calmar al bebé de la manera más natural posible.

La tetina incorpora unos surcos especialmente diseñados para permitir su flexión y estiramiento, y moverse como el pecho materno.

Cuenta con una base redondeada que se aparta del rostro del bebe lo que permite una mejor circulación de aire, evitando las típicas irritaciones.

Este chupete está fabricado con silicona súper suave y es recomendado para facilitar la transición entre el pecho y el biberón.

Está disponible en dos colores y para dos rangos de edad: 0 a 6 meses y 6 a 18 meses.

Chupetes Philips Avent Soothie – Pack 2 piezas

Estos chupetes están elaborados de silicona, consta de una sola pieza y un simpático diseño de oso.

Cuenta con tetinas anatómicas, planas y simétricas que garantizan un desarrollo natural del paladar, las encías y los dientes. No tienen sabor ni olor por lo que el bebé no sentirá rechazo por el chupete.

La silicona utilizada para la fabricación de estos chupetes es suave, transparente, no pegajosa y fácil de limpiar. Es resistente y mantiene su forma a lo largo del tiempo.

Puede esterilizarse y es apto también para el lavavajillas.

Chupetes Chicco Physio Soft, Pack de 2 Chupetes de Silicona

Se trata de un chupete muy suave que puede utilizarse tanto de noche como de día sin ocasionarle molestias al bebé.

De una sola pieza, cuenta con agujeros de ventilación que permiten que circule el aire y evitan las irritaciones en la piel y la acumulación de saliva.

Cuenta  con la tetina ortodóntica Physio Active que favorece un correcto desarrollo de la boca del bebé, posición natural de la lengua y distribución uniforme de la presión en el paladar.