🥇 TOP 3 » Las MEJORES papillas para bebé del 2020

Las papillas para bebé representan la mejor forma de iniciar la incorporación a la dieta del pequeño de alimentos sólidos que complementen la leche materna de acuerdo a las necesidades de su desarrollo.

Este proceso está recomendado a partir de los seis meses tanto para niños que continúen con la lactancia materna como para aquellos que toman leche de fórmula, previa autorización del médico pediatra, el cual dependiendo de las condiciones y necesidades particulares de cada niño, indicará los alimentos que deben ir introduciéndose.

Por lo general, se comienza con verduras a las que paulatinamente se le incorporan carnes, luego frutas y posteriormente cereales. Este orden no es estricto y debe consultarse como ya se ha mencionado, con el profesional de la salud.

Las papillas para bebé no son otra cosa que alimentos que tienen una consistencia cremosa y espesa. Por lo general, se preparan cociendo en agua sus ingredientes y triturándolos posteriormente.

Suelen combinarse varios alimentos de forma tal que sean más nutritivos y además sean de sabores diferentes para facilitar la aceptación del pequeño.

También existen papillas para bebé de fabricación industrial que se preparan simplemente mezclándolas con leche o agua. Estas son muy populares hoy en día, dada su practicidad.

El momento ideal para darle papilla al bebé

Muchos padres se preguntan cuándo deben empezar a darle alimentos sólidos a sus hijos, y si bien es cierto que algunos se preocupan un poco por este tema, no tienen por qué hacerlo.

En principio porque será el médico quien recomendará el momento ideal, y luego porque existen señales que indican que ya está preparado para comer papillas.

Alrededor de los seis meses el pequeño ya tiene mejor control de la cabeza y puede incorporarse solo o con algo de ayuda, su interés por la comida crece y es evidente que quiere probar algo más que la leche materna, lo que manifiesta abriendo la boca cuando ve a alguien comiendo o inclinando su cabeza en busca de ella.

Por otra parte, ya tiene la capacidad de utilizar la cuchara con ayuda, así como los labios y lengua para tragar los alimentos. Además, su apetito crece y los padres pueden notar que siente más hambre que antes.

Recomendaciones básicas

El momento ha llegado, las papillas para bebé empezarán a formar parte de la dieta del consentido de la casa, pero para que no se convierta en toda una odisea queremos compartir unos pequeños trucos.

Lo más importante es la seguridad del pequeño, por lo que debe estar bien sentado para evitar que pueda ahogarse, bien sea sobre las piernas de quien le dará el alimento o en la trona.

Lo mejor es utilizar una cuchara para bebé, es decir que sea pequeña y acorde al tamaño de su boca.  La posición ideal es frente al niño, se recomienda colocar el cubierto de forma que pueda ver la comida y esperar a que abra la boca en señal que quiere probarla.

No debe llenarse demasiado la cuchara, sino empezar con pequeñas cantidades. Así mismo hay que respetar el ritmo del pequeño, sea su forma de comer lenta o algo más rápida.

Es importante tener presente que especialmente al principio, lo más probable es que haga un pequeño desastre. Dejar que toque la comida con las manos, conozca su textura y se la lleve a la boca es necesario, por lo que no hay que reprenderlo.  Utilizar un babero es buena opción para evitar que la ropita se manche.

Finalmente, hay que prestar atención a los gestos del bebé que indican que ya no quiere comer más y no forzarlo a ingerir más alimento del que desea.

Las MEJORES papillas para bebé del 2020          

Las papillas para bebé pueden prepararse en casa o bien comprar las que ya vienen listas para mezclar con leche o agua. Estas son elaboradas tomando en cuenta las necesidades nutricionales de los pequeños, la mayoría no incorporan azúcar, conservantes ni sabores artificiales  y están reforzados con vitaminas y minerales.

Además representan una buena alternativa cuando no se dispone de mucho tiempo así como para paseos y salidas.

En el mercado se pueden encontrar diferentes opciones de papillas para bebé de marcas especializadas en alimentos infantiles que ofrecen varias presentaciones para satisfacer distintos gustos y necesidades.

HIPP Papilla Biológica 3 Cereales sin gluten

Se trata de papillas para bebé elaborados a partir de cereales integrales: arroz, maíz y mijo. Sus ingredientes provienen de cultivos biológicos y se seleccionan cuidadosamente para ofrecer un producto de primera calidad para el bienestar de los niños.

Al igual que todos los productos de la marca, cuentan con doble certificación BIO más la reglamentación en alimentación infantil.

Para facilitar su digestión, se utilizan granos integrales. No contiene gluten, azucares añadidos ni leche. Por otra parte, está enriquecido con vitamina B, esencial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Para su preparación deben seguirse las instrucciones señaladas en el paquete. No calentar en microondas.

Ingredientes: Cereales 100% (harina integral de mijo, sémola de arroz, harina de maíz), mononitrato de tiamina (vitamina B1).

Recomendado a partir de los 4 meses. Presentación 400 gramos.

Blevit Plus Multicereales con Frutos Secos

Excelente combinación de cereales y frutos secos que aportan alto valor nutricional y energético. Papillas para bebé muy completa gracias a la mezcla de siete cereales, manzanas, peras, pasas, miel, almendras y avellanas.

Blevit Plus Multicereales con Frutos Secos está elaborado con un sistema exclusivo para adaptar la composición de los cereales al grado de maduración digestiva del bebé, de forma tal que pueda absorber los nutrientes de la mejor manera, contribuyendo con su crecimiento y desarrollo.

Cuenta con alto contenido de hierro, calcio y vitaminas. No contiene azucares añadidos.

Contiene gluten. Recomendado para niños a partir de los 6 meses.

Paquete de 2 x 300 gramos.

Nestlé Papilla 8 cereales con galleta María

Nestlé Papilla 8 cereales con galleta María, Alimento Para bebés - 900 gr
  • Papillas elaboradas a partir de cereales 100% naturales, seleccionados especialmente para la alimentación infantil

Con el respaldo de una las mejores marcas de productos para niños, estas papillas para bebé están elaboradoras a partir de cereales 100% naturales. Enriquecidas con vitaminas A y C, hierro y zinc, favorecen el funcionamiento normal del sistema inmunológico y el desarrollo cognitivo.

No contienen azucares añadidos ni aceite de palma. Delicioso sabor a galleta que les encanta a los pequeños. Contiene gluten y leche.

Recomendado para niños a partir de los seis meses. Presentación 900 gramos.