🥇 TOP 3 » Las MEJORES leches de crecimiento para bebé del 2020

Desde el momento de su nacimiento los niños necesitan consumir leche, bien sea materna o de fórmula. Si bien es cierto que la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es la lactancia materna incluso luego del primer año, muchos padres sienten dudas sobre el tipo de leche que darán a sus pequeños luego de los doce meses.

Apartando la leche materna, existen dos alternativas: la leche de vaca y las leches de crecimiento para bebé.

Las leches de crecimiento para bebé conocidas también como leches junior, están elaboradas a partir de leche de vaca desnatada tomando en cuenta las necesidades nutricionales y fisiológicas de niños entren 1 y 3 años.

Dado que los niños entre estas edades aun no cuentan con un sistema digestivo y renal totalmente maduro, el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) considera que la leche de vaca no es la mejor opción durante esta etapa.

Debido a que la leche de vaca cuenta con un alto contenido en proteínas, grasa saturada y sales minerales pero bajo aporte en hierro, algunas vitaminas y sales minerales, se recomiendan otras alternativas para sustituir a la leche materna, dentro de las que se encuentran las leches de crecimiento para bebé.

La composición de este tipo de leche es muy similar a la de la leche de continuación, siendo un punto intermedio entre ésta y la de vaca. Como ya habíamos mencionado, se elaboran a partir de la leche de vaca desnatada y se le añaden ciertos componentes que la enriquecen.

Composición de las leches de crecimiento

La composición nutricional de las leches de crecimiento para bebé presentan un aporte energético similar o algo superior a 65-77 kcal/100 ml. Además están suplementadas con hierro, vitaminas y oligoelementos.

También se le incorporan diferentes elementos nutricionales como zinc, taurina, probióticos y nucleótidos entre otros.

Su contenido de proteína es un 20% inferior al de la leche vaca y ligeramente superior al de las leches de continuación.

Además de lactosa, contienen azúcares complejos que mantienen la glucemia en niveles constantes, asegurando un suministro de energía progresivo al organismo.

Beneficios de las leches de crecimiento para bebé

Las leches de crecimiento para bebé garantizan el aporte de los nutrientes adecuados para cubrir las necesidades de los niños a partir del año y hasta los tres meses de edad si el consumo se ubica en aproximadamente unos 500 ml diarios.

El consumo de este tipo de leche reduce el aporte de sal y proteínas ya que si durante la primera infancia el aporte es excesivo, el riesgo de padecer obesidad en un futuro aumenta así como de sufrir problemas relacionados con la hipertensión arterial.

Por otra parte aportan la cantidad suficiente de hierro, vitamina D y calcio que los niños necesitan para mantener el metabolismo y la formación de masa mineral ósea óptima. Adicional a esto también asegura la ingesta suficiente de zinc, yodo, folato y vitamina E.

Las leches de crecimiento para bebé disminuyen y equilibran el aporte de ácidos grados poliinsaturados para que los pequeños cuenten con la cantidad justa que su organismo necesita.

¿Son realmente necesarias las leches de crecimiento?

Mucho se ha discutido sobre la necesidad o el beneficio real de las leches de crecimiento para bebé. Si bien es cierto que la leche de vaca cuenta con un alto grado de proteínas y poco hierro, hay que recordar que a esta edad el pequeño ya puede consumir alimentos de todos los grupos, por lo que puede obtener los nutrientes que necesita de otras fuentes además de la leche.

Durante los tres primeros años de vida del pequeño es muy importante que cuente con todos los nutrientes que necesita ya que esta etapa es fundamental para su desarrollo. En la dieta diaria deben estar incluidos lácteos, frutas y verduras, y de dos a cuatro veces por semana, pescado, legumbres y carnes.

Pero no todos los niños cumplen con las recomendaciones alimentarias por lo que las leches de crecimiento para bebé son una alternativa válida para garantizar el aporte adecuado de nutrientes. Todo depende de la situación de cada familia, su estilo de vida y el tipo de alimentación que lleve el pequeño.

En otras palabras, las leches de crecimiento para bebé representan una buena opción en caso que la dieta del niño presente carencias o no esté del todo equilibrada.

Las MEJORES leches de crecimiento para bebé del 2020

Leche de crecimiento Puleva

Oferta
Puleva Peques Leche Infantil de Crecimiento Tipo 3 6x1L
  • Puleva Peques 3: Puleva Peques 3 es la mejor leche de crecimiento líquida para tu hijo porque es la única que aporta Omega 3 DHA + Hierro, que son nutrientes esenciales para el desarrollo físico, visual e intelectual del niño en esta etapa.

Leche de crecimiento liquida que aporta Omega 3 DHA + Hierro, nutrientes esenciales para el desarrollo físico, visual e intelectual del niño durante los tres primeros años de vida. Recordemos que tanto el Omega 3 DHA como el hierro son muy importantes en el  proceso de maduración del cerebro y de la retina del niño.

Esta leche aporta 13 veces más cantidad de hierro que la leche de vaca y una energía similar a la de la leche materna, garantizando la ingesta adecuada de calcio y vitamina D así como la cantidad suficiente de otras vitaminas y minerales fundamentales para el desarrollo del bebé.

Leche de crecimiento Blemil Plus

Blemil Plus 3 Crecimiento - 1200 gr
  • Fórmula indicada para después de la leche de continuación y antes de la leche de vaca

La leche de crecimiento Blemil Plus es un alimento de elevado valor nutricional recomendado para niños entre 1 y 3 años cuando se requiere sustituir la leche materna. En estos casos, se adapta mejor que la leche de vaca a la capacidad digestiva y las necesidades nutricionales del niño durante esta etapa.

Blemil Plus presenta un adecuado contenido en proteínas y sales minerales adaptado a las necesidades de los niños de corta edad, además está enriquecida con calcio, hierro y 13 vitaminas, por lo que el consumo diario de 500 ml de Blemil Plus proporciona el 50% de los requerimientos de calcio, hierro y vitaminas.

Presentación de 800 gramos y 1200 gramos.

Leche de crecimiento Almirón Advance

Contiene una combinación de nutrientes equilibrada, recomendada para niños a partir del año hasta los 24 meses.  En esta etapa, la leche de crecimiento sigue siendo muy importante en su dieta ya que favorece el aporte equilibrado de proteínas y nutrientes dentro de una dieta diversificada.

Presentación de 800 gramos y 1200 gramos.