🥇 TOP 3 » Las MEJORES comidas de carne y pescado para bebé del 2020

A partir del sexto mes, los bebés deben completar su alimentación con frutas, carnes y posteriormente pescado. Las carnes constituyen la tercera etapa en la introducción de la alimentación complementaria del bebé y es el primer alimento de origen animal que conocerá el pequeño.

Su incorporación a la dieta del niño debe hacerse de forma progresiva y evaluar como es tolerada. Las carnes tienen ciertas propiedades que desde el punto de vista nutricional favorecen el crecimiento y además aportan proteínas indispensables para la formación de glóbulos rojos, la regeneración de los tejidos y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

La forma más usual y recomendada para introducir las carnes en la dieta del bebé es mezclándolas con los purés de verduras. Lo mejor es empezar con las carnes blancas como el pollo ya que son más fáciles de digerir y su sabor es más suave.

Posteriormente se puede incorporar las carnes rojas, primero mezclada en el puré de verduras como habíamos mencionado anteriormente y más adelante finamente triturada en poca cantidad.

Si bien es cierto que en la mayoría de los casos se comienza a darles carnes a los bebés a partir del sexto mes, algunos pediatras recomiendan esperar hasta los nueve meses.

No hay que olvidar que todos estos cambios en la dieta del niño deben estar autorizados por el médico especialista ya que además de la edad se debe tomar en cuenta las condiciones particulares de cada niño.

En cuanto al pescado, hay que esperar hasta los ocho o nueve meses debido a su alto poder alérgeno. Se recomienda empezar con pescados blancos como la merluza o el lenguado, ya que contienen menos grasas y son más fáciles de digerir. El pescado azul se puede incorporar más adelante.

Preparación de comidas de carne y pescado para bebé

Las comidas de carne y pescado para bebé deben ser preparadas siguiendo ciertas recomendaciones básicas. Veamos algunas de ellas:

Antes de cocinar la carne es necesario retirar la piel, los nervios y la grasa. No se debe agregar sal ni ningún otro condimento.

Puede cocinarse a la plancha, guisada, hervida o asada. Al principio es mejor evitar los fritos, rebosados y empanados.

La carne de cerdo debe cocinarse al punto ya que si se pasa de cocción pierde sus propiedades y queda demasiada dura.

¿Comerciales o hechas en casa?

Muchos contestarán a esta pregunta sin pensarlo dos veces, asegurando que las comidas de carne y pescado para bebé hechas en casas son mejores que las comerciales. Sin embargo, un estudio realizado por el Hospital la Fe de Valencia en conjunto con la Universidad de Murcia,  ha determinado que las comidas de carne y pescado para bebé comerciales tienen un valor nutricional muy similar al de las caseras.

El estudio se basó en la comparación de tres comidas de carne y pescado para bebé de marcas diferentes y los elaborados en casa. El resultado determinó que ambos presentan contenidos similares en grasas y proteínas dependiendo de la cantidad y calidad de la carne utilizada en la preparación.

Otros valores fueron medidos en el mencionado estudio como el contenido de sodio, llegando a la conclusión que las comidas comerciales cuentan con la cantidad justa mientras que en el caso de las caseras el riesgo de sobrepasar los niveles recomendados existe por la tendencia de los padres a sazonar con sal al gusto.

No queremos decir con esto que las comidas de carne y pescado para bebé comerciales sean mejores que las hechas en casa, pero es justo mencionar que son muy similares y representan una muy buena alternativa cuando por diferentes razones no se pueden preparar en el hogar.

Las MEJORES comidas de carne y pescado para bebé

Hero Baby – Zanahorias Baby Delicias De Ternera

Se trata de un pack de 6 potitos con un sabor excelente. Alimento sano y nutritivo ideal para esos momentos en que se anda corto de tiempo o surge algún imprevisto.

Los potitos están elaborados con ingredientes cien por ciento naturales, no contienen colorantes, conservantes, aceite de palma, almidón ni sal añadida. El contenido de sal es el que proviene de forma natural de los ingredientes.

Ingredientes: Agua De Cocción, Zanahorias (15%), Patatas, Carne De Ternera (10%), Arroz, Tomate, Cebolla, Apio y Aceite De Oliva.

Recomendado para niños de seis meses en adelante. Contenido de cada potito: 235 gramos.

Hero Baby – Arroz Con Pollo Tierno

Oferta
Hero Baby - Arroz Con Pollo Tierno 235 gr - Pack de 6 (Total 1410 gr)
  • Sin aceite de palma, sin almidón, sin sal añadida

Al igual que el preparado anterior, la presentación incluye 6 potitos. Elaborados con ingredientes de primera calidad y gran valor nutricional, no contienen ningún tipo de aditivo artificial, colorante, conservante, ni sal. Tampoco incorporan aceite de palma ni almidón.

Su preparación es muy similar a la casera ya que se cocinan y esterilizan en baño de maría para que se puedan conservar sin necesidad de añadir elementos artificiales.

Cada potito tiene un contenido de 235 gramos.

Ingredientes: Agua de cocción, arroz (16.7%), carne de pollo (10%), zanahoria, tomate, cebolla, apio y aceite de oliva virgen (1.6%).

Recomendado para niños a partir de los 6 meses.

Hero Baby Recetas Caseras Cocido de Ternera

Hero Baby Recetas Caseras Cocido de Ternera Tarritos de Puré para Bebés a partir de 8 meses Pack de 3 u de 2 x 190 g
  • Hero Baby Recetas Caseras es una gama de tarritos elaborados con los mejores ingredientes y con aceite de oliva. Sin aditivos, sin trocitos y con un sabor muy suave para que tu bebé pueda disfrutar de la cocina de verdad

Hero Baby Recetas Caseras es una gama de tarritos elaborados con los mejores ingredientes y con aceite de oliva. El formato de este producto es un pack de 3 paquetes que a su vez contienen dos unidades de 190 gramos cada uno.

Sin aditivos, sin trocitos y con un sabor muy suave están elaborados con ingredientes frescos, de primera calidad y preparados como si fuesen hechos en casa. A los pequeños les encanta y los padres pueden tener la tranquilidad de que se trata de un producto natural.

Ingredientes: Agua de cocción, leche, patatas, zanahorias, garbanzos (6%), cebolla, ternera (5%), pollo (5%), judías verdes, harina de arroz, apio, almidón de arroz, aceite de oliva.

Recomendado para bebés a partir de los 8 meses.

Es importante recordar que todos los cambios en la alimentación de los niños deben hacerse de forma progresiva y bajo la recomendación del médico pediatra.